lunes, octubre 3, 2022

Campeones de Melgar de 1971 donarán réplica de la Copa Perú a municipalidad

La historia de la copa Perú que sería entregada en donación al municipio provincial.

El próximo 8 de mayo se recordará el ascenso del Club Melgar al fútbol profesional ganando la Copa Perú de 1971. Serán 51 años de uno de los resultados deportivos más importantes del equipo dominó, solo comparable con los títulos profesionales de 1981 y 2015.

TAMBIÉN LEA: Fernando Belaunde, el político que nunca perdió en Arequipa

TAMBIÉN LEA: Manuel Candamo, el presidente que murió en Arequipa

Los gestores de esa memorable campaña decidieron el año pasado, cuando se celebró las bodas de oro de aquella gesta, donar la réplica del trofeo de la Copa Perú al Club Melgar, pero el mismo día de la ceremonia se rectificó unilateralmente el acuerdo. ¿Qué pasó?

Luis Ponce Arroé, quien anotó el empate (1-1) ante el CNI que le dio el título a Melgar, recuerda como si fuera ayer el desplante que sufrieron por parte del club de calle Consuelo.

El acuerdo que tomamos todos los jugadores era donar la réplica de la Copa Perú al club como una muestra de gratitud, pero lo que pasó es que luego de recibir los reconocimientos (diplomas y medallas) de la comuna provincial, gobierno regional y hasta del Parlamento Andino, el club Melgar nos entregó bolsos tipo chimpuneras a cada jugador. En su interior había un polo y un short para un niño de 8 años, y unas medias que parecían polcos”.

Los exrojinegros que estuvieron presentes en la ceremonia se sintieron ofendidos y decidieron dar marcha atrás en su decisión. “Ya habíamos tenido un pequeño desencuentro con el club. La ceremonia por las bodas de oro la queríamos realizar en el local del club, pero nos dijeron que no se podía por el coronavirus, lo aceptamos. Es por eso que decidimos realizarla en un local de un colegio (Talent School). Pero lo que no soportamos es el desplante que nos hicieron en entregarnos ese maletín con vestimenta para niños”.

El sinsabor fue general entre los protagonistas del título de 1971. Ese mismo día decidieron entregar la réplica a la Municipalidad Provincial de Arequipa para que la exhiba.

No es una decisión nueva. En 1973 cuando Sportivo Huracán ganó la Copa Perú también hizo lo mismo. Es más, existe una de las anécdotas más ricas del deporte peruano.

EL TROFEO DE LA COPA PERÚ

copa perú
Copa Perú entregada a Melgar en 1971 (Foto. Iván Contreras)

El trofeo de la Copa Perú se quedaba en manos del campeón durante un año, luego de ese plazo lo debía devolver a la Federación Peruana de Fútbol para que lo entregue al nuevo campeón. José Luis Quiroz Salas (presidente de Huracán), decidió no hacerlo y se la entregó al alcalde de la comuna provincial, José Luis Velarde Soto, para que lo tenga en custodia.

Arequipa, esta es la Copa Perú que conquisté con ardor y hoy entrego a mi ciudad con cariño y amor”, hizo grabar José Luis Quiroz Salas en la base de bronce. Cuando la federación pidió que lo devolvieran la respuesta fue: “no, es un regalo para Arequipa”.

Los pampillanos no encontraron mejor solución que enviar a Lima una réplica. La original se quedó durante varias décadas en el Museo Municipal de Arequipa. Pero los últimos años fue desterrado a un polvoriento almacén. Los dirigentes de Huracán al enterarse del destino de la copa, decidieron recuperarla y actualmente se mantiene en manos de la familia Quiroz.

Para la Copa Perú de 1974, la federación mandó a elaborar otro trofeo con un detalle diferente. El modelo original tiene como cresta a un jugador levantando una corona de laureles, el nuevo presenta a un jugador pateando una pelota.

LA COPA DE MELGAR

Para celebrar las bodas de oro del título de 1971, los jugadores decidieron mandar a realizar una réplica de la Copa Perú tomando el modelo original que estaba en manos de Huracán. “En un primer momento no me querían prestar el trofeo, pensaban que no lo iba a devolver”, cuenta Ponce Arroé.

Logró convencer a la familia Quiroz y se mandó a hacer la réplica. El presupuesto que se requería era de 5 500 soles. “En una reunión que se tuvo, el hijo de José Valderrama Zegarra dijo: ‘yo me hago el cargo de pagar la réplica y también de la placa recordatoria de mármol (mil soles)’. Él como homenaje de su padre lo hizo”.

Esa placa y el trofeo iban a ser donados a Melgar, pero un desplante de la administración frustró un acto de gratitud.

Actualmente los campeones de 1971 están elaborando un documento donde quieren entregar a perpetuidad el trofeo a la comuna provincial para que sea exhibido como logro para Arequipa. “Nos han enseñado la vitrina y el lugar dónde será colocado. Esperamos entregarlo en estas semanas”, señala Ponce Arroé, que es considerado por la Municipalidad Provincial de Arequipa como Personaje del Bicentenario.

NO LOS UBICAN

Existen cinco rojinegros que aún no tienen en sus manos las distinciones que entregaron la comuna provincial, gobierno regional y Parlamento Andino. Ponce Arroé está tratando de comunicarse con las familias de Delfín Delgado, Raúl Rossel, Walter Milera (entrenador), José Ricos y Julio Chávez.

FUENTE: Pasión Deporteaqp

Ivan Contreras
Ivan Contrerashttp://deporteaqp.blogspot.com/
Iván Contreras Abarca es periodista, montañista y colaborador de Tomenota; fundador del blog de información deportiva Pasión Deporteaqp.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS LEIDO