lunes, abril 15, 2024

Biólogo descubre el primer nido de cóndor en los andes peruanos

En el medio de una abertura en una montaña, un cóndor alimenta a su pequeña cría que apenas se mueve. Es el primer nido del rey de los cielos andinos descubierto en el Perú. Antes se encontraron dos nidos, pero en la costa peruana. Tuvieron que pasar 40 años para volver a encontrar uno.

TAMBIÉN PUEDE LEER: Perú: Líder mundial con la mayor diversidad de aves del planeta

Un equipo de investigadores del área de Ornitología del Museo de Historia Natural (MUSA), de la Universidad Nacional de San Agustín, en diciembre del 2023, regresaban de una expedición que duró un mes y les permitió recorrer el corredor biológico natural que va desde la Reserva Nacional Pampa Galeras Barbara D’Achille, en Ayacucho, hasta la Reserva Nacional San Fernando, en Ica.

El nido de los cóndores esta en medio de unas cavernas en una montaña. (foto Víctor Gamarra)

La intención era encontrar cóndores para colocarles radiotransmisores, una práctica de investigación para monitorear el movimiento de las especies.

NIDO EN LA SIERRA DE AYACUCHO

Durante el trabajo en campo, los investigadores llegaron a una comunidad campesina ubicada a unos 2800 metros de altura, en Ayacucho, donde les dieron la referencia de este nido.

“Ver un nido, así en vivo, en el corto tiempo que tenemos desde el inicio de nuestros proyectos con el cóndor ha sido realmente una maravilla. Creo que ha sido, sin lugar a dudas, el hallazgo más emocionante que he tenido durante todos mis años estudiando aves”, cuenta el biólogo Víctor Gamarra-Toledo, investigador del área de Ornitología del MUSA.

El pichón de los cóndores tendría unas tres semanas de vida. (foto Víctor Gamarra)

El arequipeño no exagera al hablar de su hallazgo, ya que es la primera vez que se registra en los Andes peruanos un nido con esas características, es decir, con un pichón y con los padres dedicados a su cuidado.

Solo otros dos nidos de iguales características fueron reportados en los últimos 40 años en Perú. Ambos localizados en la Reserva Nacional Illescas, en Piura.

RECOPILAN INFORMACIÓN DEL NIDO

Durante tres días, los investigadores observaron las actividades de la familia de cóndores. Ahora, continúan el monitoreo con apoyo de los comuneros de la zona, quienes registran la actividad de las aves cuando los investigadores no se encuentran en el lugar.

Entre la información obtenida está, por ejemplo, cada cuánto tiempo los cóndores alimentan al polluelo. Según las observaciones, el padre o la madre sale entre 9 y 9:15 de la mañana en busca de alimento y regresa entre las 2 y 4 de la tarde.

Los padres siempre están muy atentos a lo que hace el pichón. (foto Víctor Gamarra)

Lo más interesante fue observar el cuidado y atención para cuidar y alimentar al pichón. Para ello, los investigadores llegaban a la zona de observación a las 5 de la mañana y se quedaban hasta las 7 de la noche.

BAJA TASA DE REPRODUCCIÓN

Los cóndores son especies longevas con una baja tasa de reproducción, un solo pichón cada dos años aproximadamente, por eso, ambos padres hacen grandes esfuerzos para que el único polluelo que nace pueda sobrevivir.

Los cóndores solo tiene una cría cada dos años. (foto Víctor Gamarra)
Redacción Tomenota
Redacción Tomenotahttps://tomenota.pe
Portal de noticias sobre Arequipa para el Perú y el mundo. Nos interesa aportar para generar debate y contribuir a la formación de una mejor opinión sobre los temas que afectan a la región.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS LEIDO