martes, septiembre 27, 2022

Huracán y la Copa Perú original que quedó en manos de Arequipa

La historia de cómo llegó el trofeo original de la copa Perú a Arequipa.

La Copa Perú, la original, radica en Arequipa desde hace 49 años. El trofeo más importante del balompie amateur peruano se encuentra actualmente custodiada por don José Luis Quiroz Salas, que como presidente de Sportivo Huracán la regaló a Arequipa en febrero de 1973.

A ese ganadero y agricultor, que en noviembre próximo cumplirá 90 años de edad, le brillan los ojos y se le entrecorta la voz cuando recuerda la memorable campaña que cumplió Sportivo Huracán, club que presidió por tres décadas, en la Copa Perú de 1972 que finalizó el 15 de febrero de 1973 tras ganar 2-0 a Sider Perú de Chimbote en el estadio Nacional de Lima.

La euforia era tal – recuerda – que, como lo había logrado Melgar un par de años antes (campeón de la Copa Perú 1971), la afición colmó la Plaza de Armas para venerar a sus campeones.

Luego de recibir las vivas de la masa y los honores de las autoridades de Arequipa encabezados por el alcalde, Javier Velarde Soto, la fiesta se trasladó a La Pampilla. “Desde la plaza de Armas hasta La Pampilla, las calles estaban llenas de gente. Es una imagen que nunca olvidaré”.

En el otoño de su vida, don José Luis aún está lucido pero las fuerzas le flaquean a consecuencia – explica – del coronavirus que superó hace más de un año.

Casado con Elizabeth Cano (ya fallecida), padre de 6 hijos y abuelo de 14 nietos, este hombre le brindó a Arequipa uno de los regalos deportivos más importantes.

Tras ganar en Lima la Copa Perú, el jueves 15 de febrero, el viernes 16 en un vuelo de la Fuerza Aérea del Perú (FAP), el equipo regresó a Arequipa y fue trasladado en caravana hasta la Plaza de Armas donde los recibió toda Arequipa.

huracan
Huracán celebró su victoria en la plaza de armas.

LA COPA LLEGÓ A AREQUIPA

En medio de la euforia, don José Luis toma la palabra y entrega en custodia el preciado trofeo de la Copa Perú a la municipalidad provincial. “Arequipa, esta es la Copa Perú que conquisté con ardor y hoy entrego a mi ciudad con cariño y amor”, dijo a la muchedumbre.

Esas mismas palabras ordenó grabar dos veces en la copa, una en la placa ubicada en la base de madera y otra en el mismo bronce.

El también criador de toros de pelea y de caballos de paso, y exarquero de Huracán, tomó esa decisión a sabiendas que en Lima iban a poner el grito en el cielo. El trofeo tenía que ser devuelto a la federación de fútbol.

El trofeo de la Copa Perú se disputaba desde 1967 y se le “prestaba” al campeón de turno para que lo exhiba en su ciudad con el compromiso de retornarlo a la FPF.

Es por eso que Melgar cuando ganó Copa Perú en 1971, tuvo que devolverlo a la federación. De esa campaña los rojinegros solo tienen un trofeo que donó un banco. Recién, el año pasado, los jugadores de esa época mandaron a elaborar una réplica en tamaño real gracias a una gentileza de Quiroz. “Vino Luis Ponce Arroé a pedirme la copa para una réplica, se la presté porque él jugó en Huracán”, cuenta.

«NO, SE LA HE REGALADO A AREQUIPA»

huracán
José Luis Quiroz Salas custodia la copa Perú.

Luciano Cúneo Marsini, presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), durante 1973-1975, exigió a Huracán que devolviera la copa, pero la respuesta de Quiroz fue: “No, se la he regalado a Arequipa”.

Esto enfureció al dirigente limeño, pero don José Luis se había asesorado bien. “Viajé a Lima para hablar con el mismo presidente (Juan Velasco Alvarado) y el Ministro de Educación (Alfredo Carpio Becerra), ambos apoyaron mi decisión y la copa se quedó en Arequipa. La federación no me lo pidió más”.

A Cúneo no le quedó otra alternativa que mandar a elaborar una réplica que es la que se pone en disputa hasta ahora. Lo que no esperaba Quiroz eran las represalias que tomó la FPF.

LAS REPRESALIAS

Los arequipeños tomaron con beneplácito la decisión de don José Luis y hasta algunos bromeaban. Cuando ingresaba al estadio Melgar, de las graderías se escuchaba: “José Luis suelta la copa”. Todos reían.

Huracán para el Descentralizado de 1973 apostó por el mismo plantel que ganó la Copa Perú. La finalísima terminó el 15 de febrero y el campeonato profesional arrancó la última semana de abril con 18 equipos.

La federación aprobó unas bases “racistas”. Para el tema del descenso, exceptuando a Lima; se decidió que en los departamentos que tengan dos representantes, perdería la categoría el equipo peor ubicado.

Melgar terminó tercero en un campañón y Huracán acabó octavo. La suerte estaba echada. “Nos bajaron”, sentencia.

Pero Quiroz viajó a Lima y abrió una posibilidad para no perder la categoría apelando al quizá el peor reglamento que ha tenido el fútbol peruano y eso que han existido varios que han sido vergonzosos.

BASES ABSURDAS

En las bases se establecía que si un equipo de provincia no terminaba entre los dos primeros puestos del Descentralizado 1973, jugaría una revalidación con campeones departamentales de la Copa Perú para asegurar un cupo en el Descentralizado 1974.

Melgar que había terminado tercero a solo dos puntos del campeón (Cristal), debía jugar esa revalidación para mantenerse en la profesional. Enfrentó a Piérola, campeón departamental de Arequipa, y a Unión Grauina, campeón departamental de Apurímac. Piérola ganó ese triangular y es por eso que juega el Descentralizado de 1974, mientras que Melgar por unos días perdió la categoría.

Quiroz, tras su viaje a la capital, logró que se programe otra “revalidación” que jugarían Melgar y Huracán, equipos que en el papel habían descendido. Se jugaron tres partidos, los rojinegros ganaron dos y eliminaron a los pampillanos. Aún los melgarianos tuvieron que viajar a Lima para asegurar su continuidad en la profesional jugando otra “revalidación” con Torino y Aurich.

“Melgar usando esas armas, que todos conocen, nos gana la revalidación. Ese partido (el tercero) nos expulsan a tres jugadores. Nos ganaron mal”, asegura el exdirectivo.

Pese a esa animadversion con el club de la calle Consuelo, décadas después le hace un favor que conocen pocos melgarianos. “Cuando era presidente Víctor Viza Cala (segundo periodo 1984-1989) me pidió que le vendiera un terreno que tenía cerca al cementerio porque iban a construir un estadio para Melgar. Se lo vendí barato, como para un club que no tenía dinero. Pero luego me entero que ese terreno lo vendieron a terceros”.

EL MECENAS

Quiroz es junto al recordado Pedro P. Díaz, expresidente de Aurora, los mecenas más importantes del fútbol arequipeño. “Pedro P. Díaz tenía mucho más dinero. Ambos pusimos de nuestros bolsillos. Gasté en verdad millones en Huracán, pero también quiero agradecer el apoyo económico que brindaron al club amigos como Emilio Salas, Ángel Duran y Ángel Ibárcena, además mi familia aceptó mis decisiones y siempre estuvo pendiente del equipo”

¿Qué pasó con el trofeo de la Copa Perú? Desde 1973 hasta el 2002 estuvo en custodia de la comuna. Pero ese 2002 se la pidieron a la municipalidad para celebrar las Bodas de Brillante (75 años) de fundación del club Huracán. Cuando fueron a recogerlo lo encontraron arrinconado en un almacén del Museo Municipal. Los pampillanos decidieron recuperarlo y desde ese año ha estado en custodia de algunas familias ligadas a la verdolaga y estos últimos tiempos se encuentra en casa de don José Luis.

Este año se cumplen las Bodas de Oro, 50 años, de aquella campaña de 1972. Es por ese motivo que el 26 de marzo, don José Luis junto al club rindieron un homenaje al plantel de jugadores que logró esa hazaña. La ceremonia fue encabezada con la Copa Perú original, esa que Huracán regaló a Arequipa como muestra de su amor por esta tierra.

FUENTE: Pasión DeporteAQP

Ivan Contreras
Ivan Contrerashttp://deporteaqp.blogspot.com/
Iván Contreras Abarca es periodista, montañista y colaborador de Tomenota; fundador del blog de información deportiva Pasión Deporteaqp.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

2 COMENTARIOS

  1. Lo que hicieron con S.Huracán fue una injusticia desde el comienzo y terminó con el robo por parte de Melgar a S. Huracán… donde Huracán fue mas en la cancha ya que Melgar había perdido a sus jugadores que obviamente no eran arequipeños.
    El rtobo era la única manera para que Melgar continuara en la profesional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS LEIDO